Saltear al contenido principal
Las Abejas

Las Abejas

Conocemos las abejas, hemos visto fotos e imágenes de ellas alimentándose y trasladando el polen en flores hermosas. Aprendimos en el colegio que ellas son parte de la polinización, además del viento, los pájaros, animales e insectos. Se calcula que un tercio de los alimentos que consumimos es polinizado por las abejas. Ellas llevan el polen de flor en flor, siendo vital para la floración y frutos que florecen en los bosques y campos de plantación.

Las abejas trasportan el polen en diversas direcciones y a grandes distancias, auxiliando en la diversidad genética de las plantas. Muchas especies de plantas salvajes dependen de las abejas para la reproducción; y sus semillas, frutos como, por ejemplo, la alfalfa, las almendras, los pepinos y las fresas, son una parte vital de la alimentación de los animales salvajes y las personas. Sus colmenas llenas de miel y larvas, son un manjar para los animales, pájaros e insectos.

Son parte de la economía desde la antigüedad, cuando iluminaban las viviendas con velas hechas con cera de abeja. Todavía hoy en día muchas casas del tercer mundo, iglesias, templos religiosos, hacen uso de velas hechas con cera de abeja. También gran parte de la cera extraída de las colmenas es utilizada como láminas de cera para la creación de nuevas colmenas. Se producen seis mil toneladas de miel al año, y la cera sobrante, además de ser vendida para la producción de velas, es utilizada en la medicina como bálsamos, ungüentos; en la cosmética en mascarillas, mantequilla de cacao; en la industria papelera, textil, entre otros.

Las abejas están muriendo por muchos motivos.

El cambio climático hace que las flores florezcan fuera de época, y la devastación de los bosques están dejando a las abejas con menos alimento, ellas, son víctimas de los neonicotinoides (Una familia de insecticidas que actúan en el sistema nervioso central de los insectos y con menor toxicidad, en vertebrados, aves y mamíferos). Estos están entre los insecticidas más usados a nivel mundial, pero recientemente el uso de ciertos productos químicos de esta familia está siendo restringido en países debido a una posible conexión con el desorden del colapso de colonias apícolas y disminución de la población de pájaros por la falta de abejas y otros insectos para su alimentación.

El ácaro varroa, es el principal problema de la apicultura en prácticamente todo el mundo. Es la única enfermedad que ataca indistintamente tanto a las abejas adultas como a las crías y tiene un ciclo adaptado al de la abeja. Este ácaro, cuyo aspecto recuerda al de una garrapata, se adhiere al cuerpo de las abejas causándoles heridas, atacando a las crías, chupándoles la hemolinfa, debilitando a las colmenas y volviéndolas susceptibles al ataque de cualquier virus. En definitiva, provocando la muerte de las colmenas en pocos años si no se tratan. El acaro se ha introducido de EEUU a Asia, causando la muerte de colmenas enteras.

La avispa asiática conocida por los científicos como Vespa velutina se ha convertido en una especie invasora que en nuestro país amenaza a las poblaciones autóctonas de abejas de la miel. Pero, según los datos científicos de que se dispone actualmente: ¿Hasta dónde puede llegar la expansión de estas avispas? y ¿Es posible que esta especie invasora provoque la desaparición de las abejas? Representantes del sector apícola en las comarcas de Girona (las más afectadas por este problema en Catalunya) han afirmado en los últimos días que, al ritmo actual, las avispas asiáticas provocarán la desaparición de las abejas en tres o cuatro años, llegando incluso a poner en riesgo la seguridad física de las personas.

Joan Pino, subdirector del Centre de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) y experto en invasiones biológicas, explica que ciertamente la avispa asiática se está expandiendo rápidamente por algunas comarcas de Catalunya, como también lo ha hecho por diversas regiones del resto de España y, anteriormente, por la práctica totalidad del territorio de Francia. No obstante, este investigador considera que no existen datos ni estudios con base científica que hagan pensar en la desaparición de las abejas en Catalunya por culpa de las avispas asiáticas.

Las abejas de miel no están en peligro de extinción todavía pero su habilidad para mantener las industrias de miel, cera, los frutos, semillas, vegetales y nueces entrarán en peligro de extinción y gran parte de la producción de alimentos, también estaría en peligro.

¿Qué podemos hacer para mejorar la calidad de vida de las abejas?

  • Plantar flores y plantas beneficiosas para ellas tales como: lavanda, salvia, cilantro, tomillo, hinojo, borraja, azafrán, anemona, geranio, caléndula, amapola, girasol, heliotropo, albahaca, madreselva, melisa, violeta, tulipán, romero, orégano, etc.
  • Remedios caseros: Dejar una cucharada de azúcar con una de agua en tu jardín, terraza o gramado ayudara las abejas cansadas a rehidratarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba